AGA+ Crema Osmótica Antiedad Global 50ml

AGA+ Crema Osmótica Antiedad Global 50ml

Crema de acción antiedad global para contrarrestar todos los signos del envejecimiento cutáneo.

Indicaciones:

Fórmulas desarrolladas específicamente para ofrecer el máximo confort a todo tipo de piel. La combinación de la patente Osmoshield® con otros activos específicos de acción antiedad activa un proceso de revitalización celular para potenciar y prolongar la juventud de la piel de cualquier edad. La potente mezcla de antioxidantes aporta una protección antirradicalaria eficaz durante 24 horas, defendiendo a la piel del estrés oxidativo provocado por los rayos UV y la contaminación, y disminuyendo de esta manera la formación de arrugas y manchas cutáneas.

Modo de uso:

Aplicar la crema por la mañana y por la noche sobre la piel limpia de cara y cuello.
Se recomienda completar la rutina de belleza con el Sérum osmótico para conseguir la máxima eficacia del producto.

PATENTE OSMOSHIELD®: Ectoína y Trehalosa Restablece el equilibrio osmótico celular y protege la estructura nativa de las proteínas para restaurar la comunicación celular profunda y activar un proceso de revitalización celular global. Contrarresta todos los signos del envejecimiento. PATENTE MICROCERAMID®: Ceramidas, Colesterol, Ácidos grasos y Manitol Reestructura la barrera cutánea, completa la acción antiarrugas y mejora la hidratación de la piel. ANTIOXIDANTES ANTIFOTOENVEJECIMIENTO 24H (Bis-ethylhexyl hydroxydimethoxy benzylmalonate) Acción antioxidante y antirradicalaria día y noche, previenen y protegen frente a los daños del fotoenvejecimiento. ÁCIDO HIALURÓNICO Acción hidratante antiedad. CICLOPÉPTIDO Aumenta la elasticidad y la firmeza cutánea. FERMENTO THERMOPHILUS Refuerza la barrera cutánea, mejora la hidratación y la cohesión celular. ​​ACTIVADOR DE LA PATENTE OSMOSHIELD® (Sacárido Isomerado) El suero contiene un activo marino, de origen biotecnológico, que posee la propiedad de promover la comunicación celular. Está formado por un exopolisacárido, un polímero azucarado producido por una cepa específica de bacterias cuyo hábitat natural es el agua salobre de Agua Amarga, en España. Los microorganismos sintetizan el exopolisacárido y luego lo segregan en el ambiente para comunicar con las demás bacterias de la misma especie, a través de la activación de señales de comunicación célula-célula en profundidad, para sobrevivir también en aguas muy saladas. El resultado es una piel más luminosa y con un aspecto más joven gracias a la ralentización del proceso de envejecimiento cutáneo.